Somos líderes en galvanizado
en el sur de Europa

Industrias Duero, es líder en galvanizado históricamente en el sur de Europa. Tenemos 63 años de experiencia en el sector, disponemos de 3 plantas de galvanizado en España y 1 en Portugal.

  • Sabemos galvanizar con gran calidad.
  • Galvanizamos bajo cualquier norma, UNE EN ISO 1461, BSI, AASTHO… por inmersión en caliente o por centrifuga también en caliente.

Disponemos de calderas de 14 (L) x 2.2 (A) x 3 (H) m.

La galvanización en caliente en Europa está regulada actualmente según la Norma UNE -EN   ISO 146 (Recubrimientos de galvanización en caliente sobre piezas de hierro y acero), pero también a demanda de nuestros clientes, podemos galvanizar según norma AASTHO, o cualquier otra norma que se precise, contamos con los recursos necesarios.

Recomendaciones previas al galvanizado, para lograr un buen producto

Los materiales a galvanizar, acero o hierros, deben comprarse a los proveedores habituales indicándoles claramente que debe ser acero o hierro, apto para galvanizado, debe exigirlo así, ya que todos los aceros no son galvanizables. 

Si el acero o hierro no es el adecuado se suelen producir problemas de reactividad (elevada concentración de silicio y fosforo en su composición química, que produce que el Zn se lámine en capas o se levante al no producirse la aleación Acero-Zn). También pueden aparecer colores mates en la pieza acabada que no tienen ningún problema de calidad pero empeora la imagen del producto y tiene más coste para el cliente ya que suelen tomar mayor cantidad de Zn.

cuadro1-galvanizacion

Los aceros empleados en las piezas que se van a galvanizar para comprobar su calidad, se pueden contrastar en laboratorios con equipos de Espectrómetros de Masas en una prueba rápida y muy sencilla que se realiza sobre una probeta del material a emplear. Verifique todo esto y utilice aceros aptos para galvanizado para evitar sorpresas en sus proyectos.
Los 2 puntos anteriores valen para cualquier tipo de aceros, pero cuando se trata de piezas cortadas por corte láser, el cliente debe tener en cuenta que algunos cortes dejan cascarillas en los bordes que se quedan como un recubrimiento que en los procesos de galvanizado no se eliminan con facilidad, por lo tanto la recomendación es cortar esas piezas con láser utilizando nitrógeno en lugar de oxígeno (esto es totalmente eficaz) o una vez la pieza está cortada se la repasa lo cantos para quitar esas cascarillas.
El crisol de un galvanizado está a 450º C de temperatura. Al introducir una pieza se pueden liberar tensiones acumuladas en los procesos de fabricación y como resultado, en ocasiones, se producen deformaciones sobretodo en piezas de gran tamaño. Para evitar esto la recomendación es realizar soldaduras con un procedimiento de frecuencias de soldeo, mismas condiciones de soldeo y mismos cordones de soldadura, de forma que así equilibramos las tensiones y no se liberarán en el galvanizado. Existen también otros medios para estabilizar las piezas pero este es el más económico.
En la fabricación de piezas soldadas es necesario eliminar las cascarillas o proyecciones producidas por las soldaduras, ya que están pegadas a las superficies y producirán tras el galvanizado imperfecciones de rugosidades y falta de buen acabado en el galvanizado, Las piezas deben venir lo más limpias posibles.

En el caso de superficies planas con mucha superficie de contacto entre sí, ha de evitarse la soldadura en discontinuo, si la rendija del contacto es muy estrecha pues en la zona de solapamiento no entre Zn pero si el agua anterior o posterior al galvanizado, de manera que después “fluye” el óxido por esos puntos. Si se suelda en continuo hay que dejar orificios de drenaje para evitar explosiones que afecten a la seguridad de los operadores, ya que bolsas o burbujas de aire en una pieza sumergida en Zn fundido a 450º C supone una evacuación instantánea del aire provocan explosiones.

En muchas piezas con destino al galvanizado, el diseñador debe tener en cuenta que es necesario realizar perforaciones en puntos determinados para poder evacuar el Zn durante la inmersión en el crisol, para ello la mejor opción es contactar con el galvanizador enviándole el plano de la pieza, para que un profesional le indique dónde debe hacerlo. Esto depende de cómo se cuelgue el material a galvanizar durante el proceso.

En las piezas que tengan huecos o rincones cerrados, es imprescindible realizar agujeros en todas y cada una de las zonas huecas, para que no queden burbujas de aire y para que el escurrido del Zn líquido sea completo. Las burbujas de aire pueden dejar “zonas sin galvanizar” por lo que se quedan sin protección.

El acero cuanto más limpio o libre de grasas mejor galvaniza, es un detalle importante ya que hay grasas que pueden generar manchas negras en la pieza y no son responsabilidad del galvanizador.
Las pinturas que en ocasiones aparecen en los aceros como residuo se comportan como elementos muy persistentes y el proceso de galvanizado no los elimina, por lo que se hace imprescindible el quitarlos de forma manual o proceder a quemarlos.
Si es necesario pintar después de galvanizar, siempre es necesario indicar al galvanizador que pretende pintar la pieza a continuación al pedir presupuestos. En este caso precisa de un tratamiento especial.

Con todas estas medidas se lograra tener una excelente preparación de las piezas que se van a galvanizar y lograra una calidad óptima con buen acabado.

Recomendaciones o indicaciones posteriores al galvanizado

  • El aspecto del galvanizado puede variar mucho en toda o en parte de la superficie de las piezas según la composición química del acero utilizado, su estado superficial, el efecto térmico de tratamientos anteriores como templado, recocidos… La norma UNE-EN ISO 1461, en el punto 6.1 deja muy claro que la presencia de zonas más oscuras o más claras, o cierta irregularidad no debe constituir motivo de rechazo. Igualmente, las manchas de almacenamiento en húmedo, constituidas principalmente por oxido de Zn no deben constituir motivo de rechazo a  condición de que el espesor de la aleación generada permanezca por encima del valor minino especificado”.
  • Si tiene que repasar o lijar el material galvanizado, tenga cuidado para que ese repaso o lijado no elimine la capa de Zn, o perderá la protección de la pieza.
  • Según la Norma UNE-EN ISO 1461, se especifica que la inspección para aceptación se realiza en la planta de galvanización en caliente, por lo que los galvanizados una vez sacados los materiales de las fábricas, no se hacen responsables de los daños ocasionados en los materiales por una incorrecta manipulación, transporte o almacenaje. Para galvanizados bajo otras normas este principio es de igual aplicación.
  • Los precios siempre se aplican sobre el peso de salida con posterioridad al galvanizado y sobre báscula certificada.

Otros datos de interés

Categorías de corrosividad según la norma UNE-EN ISO 14713.
cuadro2-galvanizacion

Tabla UNE-EN ISO 1461. Espesores mínimos admisibles del espesor del recubrimiento galvanizado.

cuadro3-galvanizacion

Principales productos

Necesito más información sobre estos servicios

Nombre*

Empresa

Teléfono*

E-mail*

Mensaje

Acepto Condiciones de uso